POLVO DE ESTRELLAS

POLVO DE ESTRELLAS

Me gusta esta expresión tan inusualmente poética del científico y astrónomo Carl Sagan: “somos polvo de estrellas”. Pensando en ello una noche mientras miraba hacia arriba, eso que hacemos los que nos hayamos a medias entre el mundo de los lúnaticos y de la más profunda curiosidad, recordé como en realidad tenemos la misma composición que la del resto del universo, de la materia estelar, de ahí la expresión de Sagan. Y luego, me conté un cuento:

antonio y cleopatra sir lawrence alma tadema 1883

Marco Antonio y Cleopatra “Alma-Tadema”, de Sir Lawrence 1883. A la izquierda “Cleopatra” de Waterhouse 1887. Prerrafaelitas

 

Contemplaba ambiciosa las estrellas y sabía que aun siendo ella, Cleopatra, nunca llegaría a poseer su brillo. Pero girando apenas la cabeza de azabache y oro daba con su mirada hacia su amante, dormido, hermoso, relajado y tan perfecto que pudiera ser un semidios en tierra. Apenas un giro de cabeza en el camino del cielo a la tierra. Mientras le contemplaba una sonrisa lenta se dibujó en su cara, dulcificándola por un momento pero sin abandonar el rasgo felino que la diosa Bastet quiso darle… tal vez quisiera un hijo. El hijo de una reina, sería el más grande de todos y siempre acudiría a su madre a buscar consejo. Algo le molestó de la ensoñación. Se había visto envejecida y bajo el mando de un hombre. ¡Bah! pensó y abandonó la idea por esa noche.

Con la mano de largos dedos ensortijados acariciaba distraída el cabello del amado y volvía a dirigir su mirada hacia las estrellas. Se puede poseer un imperio y no tener nada con solo ambicionar un deseo inalcanzable. En ese momento se le ocurrió, sabiéndose caprichosa, que anunciaría que aquel que quisiera poseerla, poseer a su reina, su diosa, debía darle antes el brillo de una estrella, pues ese era su deseo. Desesperarían por encontrarlo, ya lo imaginaba, algunos consultarían a sabios astrónomos y emprenderían largos caminos de búsqueda, otros le regalarían hermosas joyas brillantes emulando su brillo, otros poesías, canciones, bailes, esculturas, algún noble de la corte vería en ello la escusa perfecta para utilizarlo en sus propósitos dentro de las intrigas palaciegas… sería muy divertido. Pero claro, nadie podría darle lo pedido. De noche, solo las estrellas eran más grandes y brillantes que ella.

Despertó el durmiente y sonriendo se irguió apartando almohadones de seda, haciendo ademán de besarla. Era un esclavo, pero lo más parecido a un amor que su fuero interno le podía permitir.

– ¡NO! dijo ella, sólo aquel sea capaz de darme el brillo de una estrella!.

– Cleopatra…  contestó él escondiendo la mirada para que no viera que le había herido ligeramente y su falta de sorpresa por lo mucho que la conocía; a veces, todo era juego para ella. Pero sabía que lo cumpliría. Entonces tuvo una idea y la acercó hacia sí agarrándola de los hombros, colocándola a su altura.

– Te lo advierto…, empezó a apuntarle ella, altiva.

– Espera…, susurró su amor con el comienzo de una sonrisa en la hermosa comisura de los labios.

Él levantó súbito la mirada hacia las estrellas y la clavó en la de ella.

– Te quiero.

La emperatriz abrió la boca tomando un pequeño hálito para decir algo y…  la volvió a cerrar, el brillo de las estrellas de esa noche oscura brillaba reflejado en aquellos profundos ojos que la miraban diréctamente a las pupilas. Aquellos ojos que por propia voluntad se estaban entregando. Deseo concedido. Ahora, ese brillo de las estrellas, era suyo.

Ese lugar

“Ese lugar.” Dibujo de una mirada masculina con lápiz. Mis ilustraciones

Anuncios

Un comentario en “POLVO DE ESTRELLAS

  1. Mi querida Johanna,si lográramos entender que pertenecemos por Amor a una causa mayor que transciende nuestra propia vida y que esa causa está loca de amor por tí,viviríamos esa certeza con verdadera alegría .Todos llevamos la herencia de nuestro origen; participamos así de lo inefable.. quizá del consabido polvo de estrellas y su inefable causa.
    Un abrazo y una mirada ahora más que nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s